“Yo no estoy acá para educar a los niños. Eso es responsabilidad de los padres”

Artistas de la música urbana latina como J.Balvin, Nacho y Anitta dijeron a Efe que el movimiento #MeToo ha llegado a este género, pero que no se eliminarán las letras que “denigran” a las mujeres hasta que el mismo público femenino demande un cambio y deje de consumir los temas más agresivos.

“Las únicas responsables de que haya un cambio son las propias mujeres”, dijo el colombiano Balvin. “No podemos dejar a los hombres el empoderamiento de las mujeres. Depende de ellas que demuestren de qué están hechas”, agregó.

El debate sobre las letras hiper machistas en la música urbana no es nuevo. Ya en los años 90, muchas emisoras radiales rechazaron tocar las canciones más explícitas del emergente movimiento del reguetón en Puerto Rico. Pero con el surgimientos de artistas como Bad Bunny y Bryant Myers, el debate se ha retomado, por las letras explícitas de las canciones que interpretan.

En Estados Unidos, ese tipo de contenido provocó que el Congreso legislara sobre la necesidad de agregar etiquetas a los CD con alertas para los padres sobre el contenido de las canciones.

Los artistas del reguetón tomaron nota y redujeron el contenido extremadamente sexual y agresivo de sus temas con la meta de hacerlo atractivo a todo tipo de público.

Ozuna y Bad Bunny, los principales exponentes del subgénero de música urbana trap latino, han declarado repetidamente que “es el público el que demanda ese tipo de letras”.

La estrategia funcionó y es hoy en día el género musical más exitoso y seguido del mundo.

Sin embargo, la demanda de temas “de la calle” seguía ahí y la respuesta fue el trap latino, que “ha sido imposible de controlar por los nuevos sistemas de distribución electrónica de la música”, según declaró a Efe un exejecutivo discográfico que reconoció que las disqueras también han perdido su poder de veto sobre los temas.

“Las redes sociales han democratizado la música. Los artistas experimentan con sus canciones directamente con su público y lo que triunfa es lo que los jóvenes quieren oír”, explicó.

“Lamentablemente, parece que están hambrientos de esas letras groseras que hoy en día cantan tanto hombres como mujeres”, aseveró.

Los artistas destacaron además que algo se ha dejado bien claro sobre quienes escuchan esas canciones explícitas, y no son necesariamente los hombres.

“Si ves los vídeos en Instagram y Snapchat, las que más cantan y hacen covers (versiones) y bailes de las canciones más explícitas son las mujeres, en particular las más jóvenes”, destacó a su vez el cantautor venezolano Miguel Ignacio Mendoza, más conocido como Nacho.

“Si quieren que dejen de hacerse las canciones más agresivas con las mujeres, quizá las mamás de esas señoritas deben tener conversaciones con ellas y reforzar las lecciones sobre valores”, indicó.

“Yo no estoy acá para educar a los niños. Eso es responsabilidad de los padres”, Bad Bunny

Ozuna y Bad Bunny, los principales exponentes del subgénero de música urbana trap latino, han declarado repetidamente que es el público el que demanda ese tipo de letras.

Una muestra es la canción “Me reclama” de Ozuna, cuya letra dice “quiere que le meta duro con el prepucio, se puso en cuatro patas quiere que le entre por donde le sale”, que tiene cerca de 50 millones de visualizaciones en YouTube.

En una entrevista con el programa de radio miamense “El Desayuno”, Bad Bunny repitió lo que reguetoneros como Nicky Jam y Daddy Yankee han dicho en el pasado sobre el tema.

“Yo no estoy acá para educar a los niños. Eso es responsabilidad de los padres”.

Un recorrido por las discotecas más populares de Miami confirma que hombres y mujeres jóvenes bailan y cantan indiscriminadamente desde los temas más románticos hasta los más soeces.

Lo único que importa es que “sean buenos para bailar”, aseguró a Efe Mariana Díaz, una estudiante de Administración Internacional de 21 años que se declara la fan número uno de Maluma.

“Yo sé que algunas letras son pasadas, pero nadie se las toma en serio”, agregó la joven que calificó de ridícula la petición de prohibir la canción “4 Babys” de Maluma, por su letra inapropiada.

Más de Bad Bunny

En poco más de un año, Bad Bunny emergió de un pequeño pueblo en Puerto Rico y conquistó las listas de popularidad en múltiples países de Latinoamérica y Estados Unidos. Hoy se suma al programa mensual Apple Music’s Up Next de artistas emergentes, con un breve cortometraje y una entrevista exclusiva para los usuarios de la plataforma.

“Obviamente es una oportunidad muy grande para mí como artista nuevo y como artista latino es bien importante que se me dé este tipo de exposición y que me permitan ser parte de este tipo de proyecto”, dijo Bad Bunny en una entrevista telefónica reciente con The Associated Press.

“Fue una experiencia increíble poder ir a mi pueblo, a mi barrio a hablarles más sobre mí, que conozcan más de mí. Me encantó todo el proceso”, expresó en referencia al cortometraje, en el cual realiza un viaje a Puerto Rico y muestra la influencia que su familia, amigos y comunidad han tenido sobre su música y su estilo después del huracán María.

El cantante, DJ y productor de música urbana nació y creció en Vega Baja, un pueblo al norte de la isla de unos 60.000 habitantes, en el seno de una familia humilde _ su padre trabajaba como camionero y su madre como maestra. Pero gracias al internet todo tipo de música llegaba a él.

“Creo que también eso fue lo que hizo que me diera a conocer sin que hubiera tenido que ser de San Juan o de Carolina. Con el internet yo decidí mostrar mi talento y así fue que llegué hasta el género y el negocio”, dijo intérprete de trap, quien cumple 24 años este fin de semana.

Tras el lanzamiento de su sencillo “Diles” en 2016, llegaron colaboraciones destacadas con Becky G (“Mayores”), Prince Royce y J Balvin (“Sensualidad”), Ozuna, Wisin y Almighty (“Solita”), Farruko y Rvssian (“Krippy Kush”) y Enrique Iglesias (“El baño”), muchas de ellas en las listas de popularidad de Spotify y Apple Music al mismo tiempo. El año pasado lanzó su primer álbum, “El conejo malo”.

“Cada día lo comprendo más y voy aprendiendo a vivir con esto, como que a veces no lo asimilo”, dijo sobre su éxito.

“Lo veo como una bendición, siento que soy el mismo chamaquito que a veces tenía que buscársela para comprarse lo que quería o hasta para comer, lo único es que ahora estoy haciendo lo que me gusta y ganando dinero”, agregó. “Obviamente se siente súper bien poder haber progresado, poder ahora no solo estar bien sino ayudar a los míos, a mi familia, a mis amigos, poder compartir mi éxito”.

Sus padres están jubilados y viven en Puerto Rico, con uno de sus dos hermanos menores.

Bad Bunny, cuyo verdadero nombre es Benito Antonio Martínez Ocasio, ha incluido en sus canciones palabras _ y palabrotas _ de otros países, como “Chambea” de México, o “Krippy Kush” de República Dominicana.

“Creo que es bueno porque así cada país se siente parte de mi música y de mi proyecto”, dijo.

Y aunque suele abordar temas rudos como las drogas y los maleantes, también ha mostrado su lado romántico en piezas como su más reciente sencillo “Si te acuerdas”, cuyo video lanzó la semana pasada, además de “Si tu novio te deja sola” con J Balvin y “Amorfoda”, que interpreta en solitario acompañado únicamente por un piano.

“La gente sabe que (entre) los temas míos puede haber un tema alegre, activo, pero también hay temas con sentimiento”, dijo el músico, quien en el romance se describe como “un chulito, una belleza, una ternura”, capaz de llevar flores.

Sobre el título de “Amorfoda”, del cual abundan las explicaciones en internet, dijo que surgió cuando buscaban un término en portugués para mandar al diablo al amor, ya que la canción es para esos momentos en los que uno se siente más despechado.

“A todo mundo le rompen el corazón en donde sea, en la fila del McDonald’s”, señaló.

Sus colaboraciones no siguen un mismo proceso, pero siempre tienen que llamarle la atención: “La escucho y si me gusta lo hacemos”, dijo. “Soy bien exigente cuando voy a tirar un tema”.

Bad Bunny se encuentra actualmente en medio de una gira, “La nueva religión”, con la que recorre por primera vez ciudades de Estados Unidos que incluyen Nueva York, Houston, Chicago, Los Ángeles y Miami, entre otras. En México se presentará el 13 de abril en el emblemático Auditorio Nacional.

Close
A %d blogueros les gusta esto: