Trucos para que ganes espacio en tu cocina (Recomendado)

¿Te imaginas la sensación de entrar en tu cocina, ponerte a preparar algo y encontrar todo lo que necesitas a la primera? Nada de sacar todos los botes fuera del armario hasta localizar la tapa que corresponde a cada uno, ni de tener que subirte al taburete para dar con el tarro del azúcar que está al fondo del armario.

Si te has visto en alguna de estas situaciones, sentimos decírtelo: estás haciendo algo mal. No se trata de que tengas una cocina relativamente pequeña, el tamaño no es ninguna excusa.

De lo que se trata es de optimizar el espacio para crear una cocina práctica, funcional y bien organizada. ¿Quieres saber cómo conseguirlo? Te damos diez consejos sencillos pero muy útiles.

1. TOMA LAS MEDIDAS ANTES DE COMPRAR LOS MUEBLES

Es algo muy lógico, pero aunque no te lo creas lo solemos pasar por alto cuando vamos a la tienda. Si queremos aprovechar el espacio que tenemos es necesario medir cada centímetro de nuestra cocina para encajar en ella los armarios y demás mobiliario que vayamos a colocar.

Un consejo: no acumules, mejor alterna muebles compactos con barras o baldas para que tu cocina parezca más amplia y despejada.

Parece una tontería pero no lo es. Si colocamos únicamente armarios o muebles compactos tendremos además la sensación de que la cocina es más pequeña de lo que realmente es y entrar a cocinar supondrá una sensación de agobio que es mejor evitar.

Las estanterías y baldas te permiten tener más a mano los botes u objetos que vayas a utilizar en tu día a día. Así pensarás también en cómo mantenerlo más ordenado, ya que está plenamente a la vista y no dejarás abandonados alimentos que puedan caducar al poco tiempo, como suele pasar cuando metemos en un armario botes y al no verlos nos olvidamos de que están ahí.

¿Cuántas veces nos hemos encontrado al fondo de un cajón un condimento que lleva años ahí y nunca hemos usado? Ésta es una forma de poder evitarlo.

2. APROVECHA LAS PAREDES

Si no dispones de espacio y amplitud suficiente, haz que tu cocina crezca hacia arriba: aprovecha la verticalidad de las paredes colocando en ellas barras o baldas en lugar de muebles en las que poder guardar la cubertería, los tarros de la pasta y las especias o diferentes accesorios que necesites tener a mano.

Unas simples baldas o unos estantes con un diseño más moderno o más clásico, todo depende de tus gustos. Ahora por suerte existen muchas opciones de almacenaje que se pueden adaptar perfectamente a tus necesidades.

3. SI TU COCINA TE LO PERMITE, APUESTA POR UNA ISLA

Si eres de las afortunadas que cuentan con los metros cuadrados suficientes, puedes colocar una isla en medio de la cocina. Además de darle un aspecto más moderno y funcional, también conseguirás ganar más espacio de almacenaje, más encimera sobre la que poder cocinar e incluso aprovechar para colocar tarros y especias.

En tiendas especializadas, como Ikea, puedes encontrar diversas islas de cocinas con tamaños que se pueden adecuar a cualquier espacio, ¡échales un ojo!

4. UTILIZA CARRITOS AUXILIARES

Para optimizar el espacio de tu cocina puedes hacerte con un carrito de ruedas con diferentes bandejas o una camarera. No solo ocupa menos espacio que un mueble tradicional, sino que también resulta muy práctico a la hora de organizar nuestros utensilios de cocina (servilletas, trapos, libros, botellas…).

Además podrás cambiarlo de sitio siempre que lo necesites sin ningún esfuerzo, así podrás aprovechar mejor el espacio disponible, ya que hay diversos diseños.

5. MUEBLES CON PUERTAS O PANELES CORREDIZOS

Si tu cocina es pequeña, es importante aprovechar al máximo cada uno de sus rincones. Una buena manera de hacerlo es utilizar armarios cuyas puertas no se abran de manera tradicional (hacia fuera), sino que baste con correrlas a un lado u otro. No olvides incorporar alguna opción con cajones, útil para aprovechar el espacio si tienes que colocar utensilios pequeños. Una solución mucho más cómoda que nos permitirá ahorrar espacio y evitará que los muebles interfieran entre sí.

6. ORGANIZADORES DE CAJONES

No se trata de abrir el cajón y soltar en él los cubiertos, los manteles o las sartenes según caigan. Si quieres ahorrar espacio y tiempo a la hora de encontrar lo que buscas, utiliza separadores para cubiertos o cajas en las que guardar los diferentes productos dentro de los cajones. La organización es la clave para mantener cualquier cocina ordenada y aprovechar todo su potencial.

7. COLOCA BARRAS PARA TENER LOS UTENSILIOS SIEMPRE A MANO

Si el espacio de los armarios o cajones no es suficiente, puedes crear tu propia solución. Haz tu propio diseño y coloca en las paredes barras de las que colgar cestas o recipientes en los que guardar elementos básicos como las paletas de cocina, el jabón, los estropajos… También puedes optar por colocar portacuchillos magnéticos: una alternativa original para tener siempre a mano el cubierto que buscas.

8. MUEBLES CON CAJONES EXTRAÍBLES

Especialmente prácticos para organizar elementos más grandes, como los cubos de reciclaje, las ollas o las botellas de aceite, por ejemplo. Una solución de almacenaje muy práctica para optimizar y aprovechar el espacio del que dispones.

9. SUSTITUYE LA MESA POR UNA BARRA

Una solución que nos permite ahorrar espacio: si pegamos a la pared una tabla que cumpla la función de mesa conseguiremos un espacio mucho más despejado. Además, sus líneas rectas aportarán a nuestra cocina mucha armonía y un aire más moderno. Puedes acompañarlo de unos taburetes y así aprovechar para desayunar ahí.

10. TABURETES

Al igual que ocurre con la barra, los taburetes altos nos permiten ganar espacio y despejar la zona del suelo. Se pueden plegar y son más fáciles de guardar y trasladar, algo muy práctico a la hora de ganar algunos centímetros en nuestra cocina y aprovechar al máximo el espacio del que disponemos. Puedes desayunar, merendar o incluso comer si te apetece.

Close
A %d blogueros les gusta esto: