Lo Creas O No: 10 criaturas místicas que existieron de verdad, existieron o no?

Existe una muy fina línea entre la tradición mitológica y la realidad. Hay un montón de personas que afirma haber visto a criaturas fantásticas, por ejemplo al Bigfoot, sirenas, unicornios o Tupac Shakur. Estas apariciones pueden ser simplemente las mentes de las personas que les están haciendo una trastada, pueden ser historias inventadas para hacer su vida más interesante… ¿pero es posible que digan la verdad? Sin ningún tipo de evidencias científicas y fotografías, sus historias parecen completamente imposibles de probar, pero tampoco es posible considerar su historia una farsa por la misma razón: falta de pruebas contundentes.

Puede parecer un pretexto tonto, pero la mera naturaleza de los mitos es servir como puente entre lo imaginario y lo real. Muy pocas leyendas han sido creadas simplemente en la imaginación de la gente. Estas historias siempre tienen un fragmento sacado de los hechos reales y experiencias personales, que simplemente fueron exageradas y embellecidas. Un cerdo normal puede convertirse en un verraco salvaje, una serpiente puede convertirse en un monstruo enorme y un hombre de estatura mayor a la media puede terminar siendo un gigante que alcanzaba las nubes. Después de años de transmitir las historias, los hechos han sido filtrados y nos hemos quedado con la hipérbole, haciendo el mito más escalofriante, pero no del todo ficticio. Por eso traemos hoy 10 criaturas míticas que existieron de verdad.

El término “hobbit” proviene completamente de la creación artística de J.R.R. Tolkien y hace referencia a criaturas pequeñas, con los pies peludos y capaces de pasar desapercibidos si lo desean. Sin embargo, la inspiración para los protagonistas de “El Señor de los Anillos” proviene de un lugar muy exacto y muy real. En 2003 se halló 9 esqueletos en una de las islas de Indonesia. Tenían características humanas, pero eran mucho menores. Cada cuerpo era de un metro de alto y su cráneo era un tercio del volumen de un cráneo humano común. Fueron llamados “Homo floresiensis” y a partir de su estatura y forma corporal, Tolkien dio vida a Bilbo y muchos otros.

2. Dragones

Cuando piensas en dragones, probablemente te imaginas enormes bestias que escupen fuego. Por muy fascinante que pueda parecer el dragón de komodo, poco tiene en común con las míticas criaturas de las historias de fantasía. Sin embargo, el concepto original del dragón que conocemos está relacionado con una criatura que existió de verdad y se llama Megalania, un ancestro del dragón de komodo, mucho más temido de su versión actual. En realidad, muchos conocían al dragón de komodo, ¿pero sabías que mitos como los del Kraken también existieron de verdad?

3. El Kraken

No hay muchos mitos más aterradores que el de la criatura marina que duerme en los fondos de los océanos a la espera de barcos, para llevarlos a la perdición con sus enormes tentáculos. El Kraken sirvió de antagonista para muchas películas, videojuegos e historias. Este es un ejemplo de una fábula que al pasar de generación en generación, fue exagerada. Se dice que el Kraken existió de verdad, pero que era simplemente un calamar de gran tamaño. De hecho, incluso en 2014 se logró capturar un calamar de más de 5 metros de longitud. Los viajeros, piratas y pescadores de los años pasados pudieron ver una criatura semejante y exagerar sus tamaños e intenciones para que sus historias fueran más impresionantes.

4. Moby Dick

Está claro que la clásica novela de Herman Melville titulada “Moby Dick” y cuyo protagonista era una ballena monstruosa y un capitán que de manera obsesiva buscaba su venganza con ella es literatura fantástica. Bueno, aunque la mayor parte del libro fue ficción, la historia tuvo sus bases en un mamífero de tamaños colosales que vivió de verdad y que recibió el nombre de “Mocha Dick”. Fue conocido por aterrar a los pescadores en las costas de Chile. De hecho, poco después de escribir la novela, Melville visitó Nantucket y conoció al capitán de un barco que fue atacado por “Mocha Dick”, haciendo de él el único superviviente de la tragedia. Este incidente de 1820 sirvió de inspiración para escribir la novela. Curioso, ¿verdad? Estamos seguros que los siguientes ejemplos también te gustarán.

5. Berserkers

Estos personajes son comunes en las novelas de fantasías y en los videojuegos. Los Berserkers son maestros de la batalla, guerreros supremos que destacaban por una gran fuerza y una capacidad de combate incomparable. Se dice que el berserker podía entrar en un trance de batalla y atacar constantemente, descuidando la defensa e incluso su vida. En cuanto a la realidad, algunos guerreros eran simplemente mejores en la batalla que otros. Algunos guerreros sabían entrar en un frenesí antes de batallar y se creía que tomaban sustancias capaces estupefacientes para influir su mente, subir sus niveles de energía y entrar en una furia imparable. A partir de ello nació el berserker en los relatos de los que sobrevivieron la batalla y fueron testigos de semejante personaje.

6. Imoogi

A lo mejor no has oído hablar de esta criatura. Procede de la cultura coreana y es una serpiente enorme que todavía no se ha convertido en dragón. Algunas historias dicen que el Imoogi es una criatura bondadosa y asociada con la buena suerte, otras hablan de monstruos que terrorizaban a los pescadores y aldeanos. Estas historias ganaron su veracidad en 2009, cuando un grupo de científicos colombianos descubrió una serpiente prehistórica llamada Titanoboa. Medía más de 15 metros y pesaba más de una tonelada. Es la mayor serpiente descubierta hasta la fecha. Resulta que no todo son sólo historias de cuentos. Comprueba la siguiente página y descubre más criaturas que tienen su origen en el mundo real.

7. Narval

Aparte de lo mítico, las criaturas con un colmillo largo incrustado en la cabeza es algo común en algunas zonas árticas de Groenlandia, Canadá o Rusia. Su misticismo proviene de aparecer en numerosas novelas fantásticas y por su relación con los unicornios, por un gran parecido en su cuerno. Se dice que el cuerno de los narvales tiene cualidades mágicas y se convirtió en objetivo de muchos mercantes y cazadores. Desgraciadamente, en la actualidad se sigue cazando el cuerno de este animal, que en el mercado negro puede tener precios desorbitados.

8. Amazonas

Las mujeres de la zona del Amazonas eran de hecho temibles guerreros. Aunque la idea de un ejército de mujeres parece fantasía, los científicos encontraron tumbas con esqueletos femeninos con tatuajes de guerra. Algunas incluso fueron enterradas con sus armas y caballos de guerra. Nos quedan las dos últimas criaturas que existieron de verdad, por mucho que puedas creer que eran sólo pura fantasía.

9. Chupacabra

El mito de un monstruo que acechaba las zonas de América del Sur se da principalmente en México. Este mito es especialmente aterrador por una descripción detallada y grotesca del monstruo. Se dice que era un bestia del tamaño de un perro grande, sin pelaje, salvaje, con ojos rojos y tenebrosos que acechaba al ganado e incluso se bebía su sangre, cosa que se refleja en el propio nombre del monstruo. La historia real detrás de todo esto es más trivial, aunque sigue siendo un tanto aterradora. En realidad, el chupacabra era una especie cruzada entre el perro salvaje y el doméstico. Beber sangre era también verdad, puesto que sus dientes débiles no les permitían arrancar trozos de carne de su presa.

9. Lobos gigantes

El mito del lobo gigante se ha visto representada en la saga de “Juego de Tronos”. En la vida real, estos lobos extintos eran más grandes que los lobos comunes y se dice que eran enemigos feroces de los tigres siberianos. Si la existencia de estas criaturas te ha sorprendido, no dudes en compartir el artículo con tus familiares y amigos.

Deja un comentario

Close
A %d blogueros les gusta esto: